'
Miércoles, 23 de abril de 2014 
Oportunidades
de empleo
Buzón empresarial
Maneje su
hoja de vida
Agente de Busqueda
Estadísticas de
acceso
Formato de
impresión
Cambio de clave
Bloquee el acceso
de empresas
Términos y condiciones de uso
Multimedia
» Videos
» Audios
 


  Acerca de Página Principal Servicio al cliente Artículos


9. Movilidad funcional y geográfica
Prohibido quedarse estático

Ya no es suficiente tener conocimiento o habilidades para conseguir trabajo. La posibilidad de asumir modificaciones de responsabilidades o un traslado, son características imperativas.

Por clickempleo.com
1 de marzo de 2005

Es un hecho. Las empresas buscan en un candidato a un puesto de trabajo mucho más que conocimientos y estudios. Existen una serie de habilidades con las que se debe contar. Ser una persona altamente empleable se debe, en buena parte, a la actitud que se tenga frente a muchas coyunturas, la capacidad de respuesta, la auto-reposición, etc.

Existe, en este sentido, un tema que toma cada vez mas vuelo en el mundo. El desplazamiento de los trabajadores de una empresa y la movilidad funcional de los mismos, resultan dos aspectos claves para las organizaciones de hoy en día.

Vivimos en una era globalizada, en la que no hacen falta mayores esfuerzos para comunicarnos con cualquier persona en el mundo. Las empresas se ven particularmente afectadas por estos fenómenos, y las nuevas tecnologías demandan que las organizaciones sean más flexibles.

Los grandes activos de las compañías modernas no están representados en gigantes edificios, computadores modernos o tecnología de punta. Su mejor recurso es el conocimiento de sus trabajadores, su marca, etc. Según esto, no es nada descabellado pensar que para una empresa conservar a sus empleados es una labor prioritaria.

Usted debe entender, como trabajador de una era globalizada, que retenerlo no necesariamente significa dejarlo en el mismo puesto durante varios años, debido a sus conocimientos de la empresa, el negocio, el mercado, etc. También puede significar que permanezca en la compañía, pero bajo otras condiciones. ¿Qué tal desempeñando otra función, o en otra ciudad?

  Si las organizaciones han aprendido a ser flexibles, los trabajadores, de igual forma, deben serlo.
 

Las empresas demandan personas que cumplan con características de este tipo. ¿Es usted un buen candidato en este sentido? ¿la facilidad de movilidad geográfica y funcional son parte de sus virtudes como trabajador?

Como parte del coleccionable de habilidades para volverse una persona más empleable, www.clickempleo.com presenta a sus lectores “Movilidad Funcional y Movilidad Geográfica”. Identifique estos puntos, adáptelos a su realidad y adhiéralos a su hoja de vida como competencias a su favor.

¿Cambio de puesto?

La movilidad funcional, al interior de las organizaciones, hace referencia a la posibilidad que tiene la empresa de pedir a un empleado que realice un trabajo exclusivo, distinto al que inicialmente se le dijo que hiciera, pero relacionado de forma directa con su profesión.

La movilidad funcional de la fuerza de trabajo es, según la especialista Cristina Diaré, “la capacidad de los trabajadores para desempeñar tareas de diferentes tipos en el interior de la empresa, en una organización de conjunto dada o eventualmente en rápida transformación” (1).

Por ejemplo, se contrata a una persona para que trabaje en un hotel como panadero. Este personaje ve modificadas sus responsabilidades si, por cualquier motivo, se decide que se dará inicio a una actividad recreativa del hotel, de carácter permanente, que consiste en enseñar a los niños a hacer pan y ponqués de cumpleaños.

En principio no fue contratado para eso. Su labor educadora nunca fue estipulada en su contrato de trabajo, y ahora se volverá su única función. Debe estar conciente de que estos cambios siempre serán una posibilidad, y aceptarlos de la mejor forma lo caracterizará por ser una persona funcionalmente móvil.

Es importante que no se confunda esta habilidad con Polivalencia, tema que también podrá encontrar en este coleccionable en el artículo El trabajador todo terreno. La movilidad funcional se presenta entre categorías profesionales equivalentes (panadero – profesor de panadería), según las necesidades de la empresa.

Ser polivalente significa aceptar y adaptar de buena forma los proyectos que se le delegan, independientemente de que estén relacionados con su profesión, sin necesidad de cambiar totalmente de plaza laboral

Es necesario asimilar el hecho que las empresas no cuentan, normalmente, con el presupuesto deseado para tener en sus filas todos los trabajadores que desean, pues la globalización y tecnificación de los procesos tienden a minimizar la nómina de las organizaciones.

¿Desea ser el elegido? Para esto deberá cumplir con estas características. De no hacerlo, tenga la plena certeza de que alguien más lo hará.

  No confunda Movilidad Funcional con Polivalencia. La primera hace referencia a categorías profesionales equivalentes, la segunda, a aceptar los proyectos que se le deleguen, independientemente de que estén relacionados con su profesión.
 

El cambio total de funciones y responsabilidades es muy común en las empresas, en la medida en que las organizaciones sufren trasformaciones de forma constante. Las empresas de hoy en día no despedir, simplemente, a sus colaboradores, pues en ellos se ha invertido capacitación, conocimiento del mercado, del negocio, de la organización, etc. Hacer un cambio en las responsabilidades de un colaborador tenderá a ser más fácil que iniciar un nuevo proceso de selección.

Para tener en cuenta...

Se debe tener especial cuidado con los abusos por parte de la parte contratante, en la medida en que pueden saturarlo de responsabilidades, refugiándose en que “usted debe ser un trabajador funcionalmente móvil”.

Cambiarlo constantemente de puesto y responsabilidades no contribuirá en nada con su desarrollo personal y profesional, y a la larga la empresa tampoco se verá beneficiada. Abusar de su confianza, en este sentido, puede significar que a corto o largo o plazo, usted termine siendo la ficha de repuesto, que se ubica en el tablero según las necesidades de turno de la compañía.

Aunque presumimos que las empresas actúan de buena fe en sus procesos, el desconocimiento por parte de los contratantes puede resultar nocivo para usted.

En este sentido, existe una serie de puntos, recomendados por profesionales españoles y que hacen parte de la legislación de la madre patria, que debe tener en cuenta, para no pecar por ignorancia (2).

- La movilidad funcional no tendrá otras limitaciones que las exigidas por las titulaciones académicas o profesionales precisas para ejercer la prestación laboral y por la pertenencia al grupo profesional. Esto quiere decir que, a pesar de cambiar de puesto y responsabilidades, el panadero seguirá siendo panadero, y nunca se le asignarán labores de carnicero, mensajero, etc.

- La movilidad laboral se efectuará sin menoscabo de la dignidad del trabajador y sin perjuicio de su formación y promoción profesional.

- En caso de que la movilidad no suponga un aumento de sueldo, por ningún motivo se hará una reducción de salario, y se continuará devengando el valor original.

Adicionalmente, los mencionados especialistas españoles, afirman que la movilidad funcional siempre deberá ser justificada por la empresa, bien sea por un cambio de direccionamiento, una nueva plaza, una promoción, etc. En españa ocurre que en caso de que el cambio no sea definitivo, se estipula previamente un estimado en el que se evidencia el tiempo en el que se está en ese nuevo cargo (3).

Esta legislación estipula que luego de un tiempo prudencial, después del cual se está en el nuevo cargo desempeñando nuevas funciones, se tendrá que acceder a beneficios como ascenso, cobertura de vacante, reclamación de diferencias salariales entre categorías, y reclamación de la categoría profesional a través del proceso de clasificación profesional, siempre que no exista obstáculo legal o convencional para ello. Revise la ley colombiana en este caso, para evitar malentendidos y saber qué hacer exactamente, dependiendo de su propio caso.

En muchos casos, la movilidad funcional no es bien vista por los trabajadores, pues el hecho que le cambien la totalidad de sus funciones puede ser visto como “falta de seriedad” de la empresa para con el empleado. Aún así, como fue mencionado, obedece a la coyuntura de la compañía.

Un trabajador “de mundo”

El contrato de trabajo se pacta, por regla general, para ser ejecutado en un lugar determinado. La alteración de ese lugar es lo que se denomina movilidad geográfica, cuestión sobre la que concurren dos intereses, algunas veces contrapuestos.

1. Por un lado, el del empresario, al que interesa en principio la movilidad del trabajador, con el fin de adecuar la prestación laboral a las exigencias sobrevenidas del mercado.

2. Por otro lado, el del trabajador, que tiende a la inamovilidad y a organizar su vida familiar y laboral en un entorno concreto.

“El concepto movilidad geográfica de la fuerza de trabajo se refiere a la posibilidad de que la mano de obra se traslade geográficamente, en función de los requerimientos empresariales”, afirma Diaré.

¿Es usted de los que sueña con un traslado a Miami? Es común ver que los proyectos de muchas personas se enfocan en la reubicación en mejores ciudades y países (aunque en general el trabajador promedio tiende al sedentarismo). Esto, evidentemente, se cumple en contadas ocasiones, pero ¿qué pasaría si le ofrecen un traslado a una ciudad que no tenía presupuestada?

Al ingresar a una compañía es común que le hagan una pregunta al respecto. ¿Tiene usted posibilidades de viajar y/o trasladarse? Normalmente se contesta de forma afirmativa, sin mayores contemplaciones, pues tendemos a asimilar esta posibilidad como algo positivo.

El momento de la verdad llega cuando, una vez contratado, le hacen una propuesta al respecto, cuando deja de ser una posibilidad y se convierte en un hecho real de respuesta inmediata. ¿Qué va a pasar con la familia? ¿los planes? ¿el colegio de los niños? Y aún peor ¿y porqué a esa ciudad?

En su próxima entrevista laboral tenga en cuenta estos cuestionamientos, para no recibir sorpresa poco gratas a corto o largo plazo. Consulte con su familia (y las personas que considere necesario consultar), para que una posibilidad laboral no se convierta en una crisis del hogar.

Tenga en cuenta que un traslado puede suponer dos cosas: la necesidad de mover a un trabajador, o la necesidad de mover un cargo. En el primer caso, usted estará siendo “privilegiado” con esta posibilidad, por lo que una respuesta suya determinaría si usted es la próxima persona que ocupará una plaza en otra ciudad.

Si por el contrario la movilidad obedece al cargo, una respuesta negativa por parte suya podrá suponer su desvinculación con la compañía. ¿Cuál es la razón para que usted siga trabajando en Bogotá, cuando su cargo a cubrir ahora se encuentra en Medellín?, por ejemplo.

Que no se le olvide...

Independientemente de cuál sea su respuesta ante la posibilidad de un traslado, existen ciertos puntos que debe tener en cuenta. Pregunte a su empresa por ellos, pues podrán determinar en buena medida su decisión final.

- Se deberán estipular razones económicas, técnicas, organizativas o de producción que justifiquen el traslado.

- Se entenderá que este traslado y las medidas al respecto contribuirán a mejorar la situación de la empresa a través de una adecuada organización de sus recursos humanos.

- La decisión de traslado deberá ser notificada con una antelación considerable.

- Los cambios de un centro de trabajo a otro, dentro o fuera de la misma población o ciudad, que no exijan cambio de residencia, no son considerados como movilidad geográfica.

En este sentido, existe una gran diferencia entre traslado y desplazamiento. Mientras el primero supone el cambio a un centro de trabajo de la misma empresa que exige un cambio de residencia de forma definitiva, el desplazamiento es temporal, y obliga al trabajador a vivir eventualmente en una población distinta de la de su domicilio habitual.

De igual forma, existen traslados individuales o colectivos. Es posible que le hagan una propuesta para que usted, y solamente usted, tenga que iniciar labores en una nueva ciudad. Otra posibilidad, totalmente diferente, es que la casa matriz de su empresa, por ejemplo, cambie de ciudad, lo que supondría el traslado de un buen porcentaje de los colaboradores.

“Existen obstáculos de diferente naturaleza para el establecimiento de movilidades laborales. Por una parte, aquellos derivados de regulaciones estatales de diferentes tipos y también los derivados de regulaciones convencionales, que aún perpetúan restricciones de variadas características (...) Sin embargo, existen algunos convenios colectivos que permiten la movilidad funcional y geográfica de los trabajadores bajo ciertas condiciones”, concluye Diaré.

Recuerde que la posibilidad de ser elegido depende, en buena medida, de las características que tenga, de sus habilidades y de las opciones que brinde a la empresa ante cambios de coyunturas.

Estos dos puntos (movilidad geográfica y funcional) son modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, y su aplicación está directamente relacionada con su aceptación y con otra serie de habilidades laborales, dentro de las que se encuentran capacidad de respuesta, actitud de cambio, adaptabilidad, etc.

Esto supone que no debe darse el lujo de contar con un listado resumido de habilidades laborales, sino que debe ser un trabajador integral.

Fuentes.

(1) Diaré, Cristina. Movilidad funcional y geográfica de la fuerza de trabajo.
(2) Universia.net, legislación española.
(3) Weblaboral.net, portal español de empleo.





<< Atrás

COPYRIGHT © 2009 LEGIS S.A.

Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved