'
Jueves, 18 de septiembre de 2014 
Oportunidades
de empleo
Buzón empresarial
Maneje su
hoja de vida
Agente de Busqueda
Estadísticas de
acceso
Formato de
impresión
Cambio de clave
Bloquee el acceso
de empresas
Términos y condiciones de uso
Multimedia
» Videos
» Audios
 


  Acerca de Página Principal Servicio al cliente Artículos


Entorno/Habilidades
Hoja de vida a la medida

Tener listo el documento de su historial laboral no es una opción sino una necesidad. No importa si usted se encuentra empleado y no está buscando empleo.

Por clickempleo.com
15 de marzo de 2004

¿Cuánto tiempo invierte en la preparación de su hoja vida? Este puede ser un proceso extenso que en muchas ocasiones lo priva de aplicar a la oportunidad por la que siempre ha esperado. Tener ese importante resumen al día y bien redactado no es una necesidad excluyente de aquellas personas que están desempleadas. Frecuentemente es más fácil ubicarse laboralmente mientras se está activo.

En tiempos de transformaciones permanentes al seno de las organizaciones y de especial importancia de las redes de contactos en el mercado laboral, conviene diseñar una “estrategia eficaz” que permita responder de forma inmediata a la posibilidad de un ascenso, la defensa del puesto de trabajo (cuando una fusión lo amenaza) o los requerimientos de otra compañía.

Ahora, el verdadero interrogante estriba en qué flexibilidad se le otorgue a la hoja de vida, y en esa medida, en cuáles son los datos indispensables para hacerla efectiva frente al cargo deseado y las demandas del mercado. Así lo sostiene Maritza Buitrago, psicóloga independiente de la Universidad Incca de Colombia. “El candidato debe partir, del hecho de que los formatos tradicionales lentamente han ido perdiendo impacto”, comenta.

En ese orden de ideas, la creatividad es bienvenida. Esta característica se refiere principalmente a la capacidad de comunicación del candidato para plasmar los aspectos más destacados de su trayectoria en unos cuantos párrafos. Para tal efecto la profesional sugiere diseñar un modelo genérico en el que se incluyan los aspectos principales de su recorrido profesional y sus competencias generales; aquellas capaces de despertar el interés de un lector desprevenido.

De la sencillez y universalidad del lenguaje utilizado depende la comprensión del mensaje que se quiere transmitir, sobretodo si se considera la diferencia en la evaluación de criterios de selección entre las organizaciones. Para unas prima el recorrido académico, para otras los resultados obtenidos en la gestión o los años de experiencia acumulados en empresas de renombre.

Adiós a los lugares comunes

Para Buitrago, las hojas de vida más efectivas son aquellas en las cuáles el candidato logra poner su sello personal sin dejar atrás la reseña evidente de alguna información indispensable. Y añade que eso no significa necesariamente que deba incluirse absolutamente todo lo que se ha hecho desde que se terminaron los estudios.

En ese orden de ideas, la hoja de vida responde más a una carta de presentación dirigida puntualmente a su destinatario. El objetivo es convertir la hoja de vida en un documento dinámico y preciso. Para lograrlo conviene adaptar la información que se inserta de una forma particular, obedeciendo al estilo propio. Adiós a los lugares comunes.

Una alternativa útil que se plantea en ese sentido consiste en la narración de una historia entretenida, estructurada, breve e informativa, pero ante todo, efectiva. Se trata de plasmar en un retrato el aporte propio a cada trabajo desempeñado conjugando los hechos cronológicos con las funciones que se desarrollaron. En consecuencia (explica Buitrago), la hoja de vida no debe ser muy extensa porque quien esté encargada de leerla puede perder el interés.

A los empleadores no le interesa tanto conocer el recorrido extenso de un candidato por múltiples empresas y trabajos, sino entender en qué medida la persona está capacitada para responder a las demandas del cargo. Así por ejemplo, las personas con mucha experiencia podrían citar brevemente o descartar la explicación de los primeros empleos o de aquellos en los cuales el impacto profesional no ha sido notorio.

En una hoja de vida deben detallarse aspectos puntuales que puedan resultar una ventaja competitiva del candidato frente a la posición que aspira ocupar.

Son útiles datos relacionados con la formación, los logros, los objetivos profesionales y las habilidades técnicas entre otros. Así, si por ejemplo se aspira a un empleo de ingeniero de desarrollo sería fundamental:

Aspectos académicos: citar la acreditación en programas relacionados. Estudio de carrera, seminarios de actualización, diplomados, etc... Todos relacionados con las funciones del cargo.

Logros: por ejemplo, indicadores de gestión del crecimiento de la inversión en tecnología de las compañías para las que trabajó antes, o certificación del desarrollo de productos.

Objetivos profesionales: mencionar el interés por alcanzar el éxito en el ejercicio de la carrera.

Conocimientos tecnológicos: expresar el dominio de las herramientas necesarias para el cargo.

Esto significa convertir la hoja de vida en un mensaje, valide y pruebe que su contribución al potencial éxito de la compañía a partir del cargo al que se aspira. Dejar en la mente de la persona que la lee, al impresión de ser una persona que está al día y que es atractiva. Se trata de insinuar la obtención de beneficios futuros para las dos partes, según Buitrago.
Lo importante es trabajar en la elaboración de la hoja de vida, preparar enfoques y expresiones en los que se establezca lo que como candidato se pude ofrecer. Es mejor hacerlo ahora y no cuando sea demasiado tarde.





<< Atrás

COPYRIGHT © 2009 LEGIS S.A.

Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved