'
Miércoles, 26 de noviembre de 2014 
Oportunidades
de empleo
Buzón empresarial
Maneje su
hoja de vida
Agente de Busqueda
Estadísticas de
acceso
Formato de
impresión
Cambio de clave
Bloquee el acceso
de empresas
Términos y condiciones de uso
Multimedia
» Videos
» Audios
 


  Acerca de Página Principal Servicio al cliente Artículos

 

 

  Una hoja de vida demasiado extensa puede ocasionar que el seleccionador de personal no la tome en cuenta  
Esto le interesa    
  Top de los diez errores más frecuentes
  Cuando se presenta una hoja de vida hay varios aspectos que pueden aniquilar su candidatura

Los ejecutivos de reclutamiento, los gerentes de las áreas de recursos humanos, y, especialmente, las personas encargadas de la selección de personal opinan que, como nunca antes, en los últimos años han visto más hojas de vida con gran pobreza y errores de escritura. Así que, antes gastar tiempo, dinero y esfuerzo con una hoja de vida mal diligenciada y que probablemente lo eliminará de la lista de opcionados, tome nota de los errores más comunes para asegurarse de evitarlos en sus documentos.

Error #1: anexar diplomas y certificados
Es sumamente dispendioso e incómodo para las personas encargadas de la selección, recibir una hoja de vida a la cual le han anexado todos los títulos, certificados y otro tipo de fotocopias de las actividades realizadas a lo largo de su carrera laboral. Demanda mucho tiempo. Además, esta información se le solicita al aspirante en el momento de ser llamado a entrevista, claro esta, solamente si es necesario.

Desde la perspectiva de un reclutador o de la persona encargada de la selección, los candidatos que suelen anexar la totalidad de los certificados y diplomas que han obtenido para aparecer como más capacitados para la vacante que está disponible, lo que en realidad logran hacer es eliminar la posibilidad de que se revise su hoja de vida por la cantidad innecesaria e irrelevante de información que posee la misma.

Error #2: mostrar una hoja de vida interminable o demasiado breve
"Muchas de las hojas de vida que llegan a mi oficina son tan extensas que parecen la biografía de una persona, en lugar de su experiencia laboral", es una frase que comúnmente se escucha en las oficinas de selección. Por esta misma razón, en ocasiones sólo se revisan las primeras hojas en las cuales se espera encontrar la información más relevante. Algunas veces esta información ni siquiera existe; por lo tanto, se está perdiendo tiempo valioso en la selección de un candidato calificado.

Por otro lado, en ocasiones se reciben hojas de vida tan resumidas que esconden la información más valiosa, ya que sólo muestran la mínima parte de lo que se está pidiendo. No se puede extraer información realmente importante y de interés para la empresa. Por eso, se recomienda no extenderse mucho, ni resumir tanto su hoja de vida.

Éste es un documento de mercadeo diseñado para vender sus habilidades y fortalezas, las cuales deben estar consignadas en un papel que tiene la misma importancia de una tarjeta de presentación o de un portafolio de servicios.

Error #3: información sobre sueldos anteriores
Un gran error que aparece con frecuencia en las hojas de vida de los aspirantes es anotar los sueldos que han tenido en los anteriores trabajos. Esto da la sensación de que la persona estuviera haciendo una carrera o una descripción de un ascenso en cuanto al salario. En realidad no es relevante incluir lo referente a sus ingresos anteriores.

Error #4: llenar la hoja de vida con historia patria
Muchos candidatos usan la hoja de vida como plataforma para escribir sus memorias o su biografía. Este es uno de los errores más comunes en las personas que envían una hoja de vida a una empresa para postularse, ya que realizan una revisión biográfica de tiempos remotos y realizan un recuento pormenorizado de todos los trabajos que la persona ha tenido durante el tiempo que ha estado laboralmente activo. Esto conlleva a tener un listado de innumerables trabajos, lo que definitivamente no es importante en el momento de revisar la experiencia laboral.

Lo fundamental es revisar los últimos tres cargos para así tener una visión más clara del ajuste del candidato al perfil deseado.

Error #5: historia de ascenso hacia la cumbre
Los reclutadores y los especialistas en recursos humanos coinciden en que mencionar la información sobre los primeros trabajos de la persona en ocasiones es nefasto para la selección de determinado candidato. Esta información personal no es relevante para la empresa.

Para el encargado de la selección del personal ver la historia de un actual aspirante a gerente, quien ha iniciado desde la posición más baja dentro de una empresa y ha escalado posiciones a través del tiempo -comenzando desde los servicios más generales hasta un cargo de alto nivel- no da una buena impresión. Lo importante es consignar la experiencia que se encuentre en el mismo nivel en lo posible.

Con lo anterior, no se quiere decir que sea malo escalar posiciones o que exista cierta discriminación con las personas que han ascendido durante su vida y tienen un gran espíritu de superación. Lo más recomendable es no plasmarlo en la hoja de vida sino dejarlo como la historia de cada individuo.

Error #6: hacer una guía de mil y un cursos
Dentro de los procesos de selección de personal es también frecuente encontrar listados de proporciones abismales, en donde consignan la totalidad de los cursos que han realizado a través de su existencia, con detalles mínimos.

En ocasiones los aspirantes anotan cursos que no tienen ninguna relación con el puesto al que se está aplicando. Por este motivo se recomienda poner únicamente los últimos 3 ó 4 cursos de actualización que estén estrechamente relacionados con el cargo y con sus labores desempeñadas en las anteriores tareas y trabajos.

Error #7: notas y distinciones académicas
Para la realización de la hoja de vida muchas personas anexan una serie de información irrelevante. Tal es el caso de las calificaciones tanto del nivel escolar como del superior, lo cual puede ser contraproducente.

Error #8: fotos tamaño exposición
Algunos de los candidatos envían sus hojas de vida con fotos tamaño portarretrato. Definitivamente no son las adecuadas. Para ese fin existen parámetros de fotos (3 x 4 cm) que son las que deben ir anexadas en la hoja de vida y preferiblemente en la parte superior derecha de la misma.

Error #9: menospreciar su imagen
En el momento de pegar la foto a la hoja de vida, algunos de los candidatos utilizan ganchos de cosedora. Esto da un pésimo aspecto a la presentación de la hoja de vida y da la impresión de no haber tenido el tiempo necesario para pulir los detalles.

Error #10: ausencia de foto
Sucede con mucha frecuencia que las personas envían sus hojas de vida, anexan su carta de presentación, pero no su foto; lo cual no es requisito indispensable para aspirar a un trabajo.

Sin embargo, para algunas personas encargadas de la selección del personal es importante conocer través de una foto a la persona que posiblemente van a contratar.

Si el candidato decide anexarla, para las personas encargadas de la selección del candidato es agradable ver una foto en blanco y negro (foto estudio), que cumpla los requisitos de tamaño, ya que dan un poco más de estilo a la hoja de vida y aportan a la presentación.
  Por: Luz Mila Calderón,
jefe de selección de Legis
 


<< Atrás

COPYRIGHT © 2009 LEGIS S.A.

Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited. All rights reserved